Skip to Primary Navigation Skip to Site Navigation Skip to Main Content All 3M.com Site Map

Cambio Climático


Alto Nivel

Ciudad de México (1 de abril 2008).-

Del cambio climático, al parecer, ya hemos escuchado todo. Quizá ahora sólo falta poner en orden tanta información. Por ello, en esta edición de Alto Nivel respondemos seis dudas frecuentes en relación con el tema. El primer apartado corresponde a la parte teórica. Aquí, Horacio Vergara, sénior manager de la unidad de Recursos naturales de Accenture México, puntualiza tres cosas:

• Uno, que existe un alto nivel de preocupación acerca del tema, sobre todo en los mercados emergentes. Así lo revela el estudio Cambio climático, a cargo de esta consultora

• Dos, que los consumidores están deseosos de tomar acciones concretas para revertir las tendencias

• Tres, que en México no se puede presionar como consumidor al sector energético para que tome medidas rápidas y concretas

El segundo apartado se centra en acciones concretas que diferentes firmas están llevando a cabo. En ningún caso se trata de programas de mercadotecnia o campañas publicitarias, sino de programas concretos encaminados a reducir las emisiones de gases invernadero.

INFÓRMESE

1. ¿Calentamiento global o cambio climático?

Calentamiento global es el impacto en la temperatura terrestre como resultado del aumento de concentraciones de gases generados por el hombre (gases invernadero), como son dióxido de carbono, metano y óxidos nitrosos. Según el Panel Internacional sobre el Cambio Climático, el siglo XX fue el más caluroso de la historia. De acuerdo con la NASA, los 10 años con temperaturas más altas han ocurrido en los últimos tres lustros.

Ahora bien, el término de calentamiento global no abarca todos los impactos del cambio climático en el ecosistema; por eso es mejor emplear el término "cambio climático", que incluye los incrementos en los niveles del mar (como consecuencia de los derretimientos de áreas polares), lo mismo que fenómenos cada vez más frecuentes, como tormentas, inundaciones y olas de calor. El cambio climático afecta directamente nuestra forma de vida, pues provoca:

• Menor producción en las regiones más calientes

• Mayor cantidad de incendios

• Mayor demanda de agua potable

• Mala calidad de vida en zonas de altas temperaturas (el aire acondicionado funcionando todo el tiempo es caro)

2. ¿La gente cambiara sus hábitos?

El 90% de los encuestados señala que si un proveedor de luz, gas o petróleo no está haciendo nada concreto para frenar las tendencias del cambio climático, la percepción se volvería negativa, y el 50% de ellos estaría dispuesto a buscar a otro proveedor, si es que tuviera esa opción en su mercado local. Sin embargo, los consumidores mexicanos no están en posibilidad de cambiar a sus proveedores de energía (fuente importante de CO2): CFE y Pemex. Por tanto, estas empresas no tienen la presión de sus consumidores para hacer cambios radicales.

Los consumidores se están volviendo más exigentes hacia las empresas, no sólo de cara al producto final sino también al proceso requerido. Por ello, algunas empresas están cambiando sus modelos operativos para hacer frente a nuevas leyes, marcos regulatorios y demandas del cliente. No olvidemos que el 64% de los encuestados está dispuesto a pagar en promedio 11 % más por productos o servicios que los ayuden a reducir el nivel de emisiones de carbono. Siguiendo la tendencia, es probable que el consumidor mexicano también lo haga.

3. Las medidas verdes que tomo en mi casa, ¿servirán para mi empresa?

El estudio muestra que los consumidores ya están tomando acciones, como reciclar papel y plástico; apagar los aparatos eléctricos, la calefacción o el aire acondicionado; utilizar focos ahorradores; comprar productos con material reciclado; reducir el uso del automóvil; aumentar el uso de fuentes de energía renovable y emplear nuevos combustibles para el transporte personal.

A ellas se deben sumar actividades cotidianas de las empresas, como instalar sistemas de calefacción o aire acondicionado que se ajusten a las necesidades, horarios y lugares específicos de trabajo. También está el reciclaje de papel y plástico. Al final, es un tema de cultura que la empresa tiene que adoptar e inculcar en sus equipos.

4. ¿Qué están haciendo las empresas?

Muchas empresas están incluyendo el cambio climático en su agenda estratégica. Lo hacen:

• Por responsabilidad social y mejorar el ambiente

• Por lograr una mayor eficiencia y reducir sus costos

• Por mejorar su imagen pública y la percepción de los consumidores

Acciones concretas hay muchas: invertir en nuevas tecnologías para reducir su consumo de energía; utilizar energías renovables; innovar con productos que reduzcan la emisión de CO2 e incluso colaborar en lo que se conoce como el comercio de las emisiones de gases conforme a las metas establecidas en el protocolo de Kioto.

Por si fuera poco, los mercados financieros ya evalúan el factor. Los inversionistas toman en cuenta el comportamiento verde de las empresas como un indicador más de su desempeño general, y la banca está considerando el impacto ambiental para hacer su rating financiero.

Ejemplos sobre qué puede hacer su empresa para reducir su consumo energético o su emisión de contaminantes existen por montones. Como no se trata de dejar ninguna innovación fuera, aquí le presentamos algunos casos que resultan significativos sobre eficiencia energética en construcciones, transportes y procesos, así como el uso de nuevos combustibles y energías renovables.

Tome nota de ellos y, si considera que su empresa está implementando prácticas verdes igual de novedosas, envíenos un correo a eapanco@iasanet.com.mx. El tema ambiental nunca se agota, y en una siguiente entrega podremos compartir lo que su empresa ya está haciendo.

5. ¿Cómo puedo mejorar mis productos?

Xerox es el ejemplo ideal. En 1991 lanzó el programa ambiental Green World Alliance con el fin de reutilizar y reciclar productos y partes. En 2007 consiguió que más del 50% de su oferta (papel 50% más eficiente en el ahorro de energía al imprimir por sus dos caras; multifuncionales para Pymes que imprimen 45 páginas por minuto y gastan la mitad del consumo típico de energía) cumpliera con los estrictos requisitos de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

En el mismo tenor reciclador, Mitel llegó a un acuerdo con Global Investment Recovery (firma de procesamiento de equipo electrónico) para reciclar teléfonos y hardware. El programa, el cual recupera material que de otra manera terminaría en basureros, permite reutilizar ciertas piezas cada vez más.

Masisa, productora de tableros de madera, vendió 113 millones de dólares en México... sin talar un solo árbol. ¿Cómo lo consiguió? Fabricando la totalidad de sus productos con los residuos de otros procesos, como el aserrín y la madera de productos elaborados (tarimas, material de embalaje, etc.).

Trane se especializó en equipos ideales para megaurbes, como la ciudad de México, que reducen entre 10 y 50% el consumo de energía en edificios equipados con sistemas y servicios de calefacción, ventilación y aire acondicionado, iluminación e incluso materiales de los techos. Su máquina centrífuga, la más eficiente del mundo en cuestión energética, ha sido reconocida por la agencia ambiental estadounidense.

Cisco trabaja con la industria y el gobierno en zonas urbanas, pues las 20 megaciudades del mundo con más de 10 millones de personas consumen el 75% de la energía del planeta. Su Connected Urban Development mejora la eficiencia energética, reduce las emisiones de carbono del transporte y está transformando las grandes urbes:

• Connected Bus en San Francisco es un prototipo de autobuses verdes que permiten a las personas trabajar mientras se transportan

• Personal Travel Assistant en Seúl facilita a los ciudadanos tomar decisiones mejor informadas en cuanto al transporte diario

• Smart Work Centers en Amsterdam permite trabajar en estaciones remotas sin tener que viajar hasta el centro de la ciudad

6. ¿Qué puedo mejorar en mis procesos?

De acuerdo con los resultados mundiales del Green Data Center Report de Symantec, cerca de 75% de las empresas muestran interés por los centros de datos verdes. Sin embargo, sólo una de cada siete ha tenido éxito en su implementa-ción. Vea estos ejemplos:

Con sencillas medidas, como el ajuste de los horarios de iluminación y la optimización del funcionamiento de aire acondicionado en las oficinas, la sede corporativa de 3M México, en Santa Fe (ciudad de México), logró un ahorro anual del 12% y evitó la emisión de 334 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La iniciativa Going Green, de Infor, ayuda a las firmas a implementar programas socialmente responsables con la ecología. Un software empresarial, por ejemplo, permite reducir el consumo de energía en la fabricación de productos.

Por último, el programa de Dell "Planta un bosque por mí" pretende que organizaciones de todo el mundo compartan mejores prácticas ambientales.

Cambio Climatico